Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Jueves, 23 de Mayo de 2024

banner

Cotizaciones

"Momento de Calma."

Asistimos a un entorno complejo en lo social y lo económico.

Cualquiera que haya leído el título de este editorial, habrá pensado que nos hemos equivocado y se habrá preguntado si responde a lo que espera leer a continuación.

Si miramos a un lado, vemos un conflicto geopolítico en oriente próximo, reabierto hace un mes, y que no parece remitir. Si giramos la cabeza hacia nuestro país, nos encontramos una situación política enrevesada, donde nadie se imaginaba que estaríamos hablando de una ley que exime de responsabilidad penal a ciertas personas, y que ha levantado muchas heridas. 

Así, de entrada, no parece que esto sea el reflejo de la calma. Sin duda.

Como algunos habrán imaginado, calma es la sensación que ha trasladado la Reserva Federal americana respecto a las posibles subidas de tipos adicionales. Y es que, tal y como se esperaba, la decisión fue la de mantenerlos después de 11 subidas consecutivas. Lo más importante de la reunión, fue sin duda, las indicaciones de cara al futuro cercano. Algunos identifican el mensaje como el del punto y final a las subidas. Lo que está claro es que, a fecha de hoy, la probabilidad de una subida adicional se sitúa por debajo del 20%. Sin olvidar que, en EEUU, están en los niveles más altos en 22 años.

Evidentemente, esto no es blanco o negro, y veremos cómo fluyen los datos de empleo y los de inflación, y de ellos dependerán las decisiones futuras. Por tanto, nada seguro por ahora. Calma.

Las bolsas mundiales acabaron el mes de octubre con caídas entre el 2% y el 4%, marcadas por un comportamiento débil generalizado, compensadas por las subidas de los dos primeros días de noviembre. Las publicaciones de resultados se siguen sucediendo, de la misma forma que los datos de crecimiento no son buenos, especialmente en Europa. No nos podemos olvidar que, unos tipos de interés en los niveles actuales, tienen un efecto negativo en las empresas y en las familias, mayor cuanto más endeudados estén unos y otros. De hecho, es lo que persiguen los bancos centrales: enfriar las economías lo suficiente como para conseguir atajar la inflación hasta niveles más razonables. 

Rebajar los tipos se vislumbra a ambos lados del Atlántico, en un horizonte no muy lejano. Esperemos que algunas maltrechas economías no sufran tanto hasta que eso llega, como para provocar daños irreversibles. En cualquier caso, habrá que esperar.

Incluso en nuestro país, que asiste atónito a la rendición del Estado, como algunos han calificado, tendremos que tener calma para que se agoten las vías que puedan poner freno a ciertas medidas, desesperadas y difíciles de entender para la mayoría.


Francisco González
Colaborador de eii

banner