Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Martes, 4 de Octubre de 2022

banner
JPM

Cotizaciones

¿La elevada inflación es mala para los bonos?

En principio, la inflación es perjudicial para los bonos. El valor fijo de los pagos de intereses y del principal de los bonos se reduce en términos reales a medida que aumenta la inflación. Sin embargo, los mercados de bonos han demostrado ser eficientes y han descontado rápidamente el escenario de mayor inflación.

¿La elevada inflación es mala para los bonos?

Los inversores en bonos se ven ahora compensados con rendimientos más altos. Si la inflación llegara a su punto máximo, como creemos que ocurrirá, esto sería una gran ventaja para los bonos.

La inflación en muchas economías se mantiene en máximos de varias décadas. La pregunta es, ¿qué puede hacerla subir más? Nuestra respuesta es que ya no hay muchas razones. El shock por el lado de la oferta y el consiguiente aumento de los precios de las materias primas son los principales responsables de las presiones sobre los precios que estamos viendo. Aunque el crecimiento de los salarios tiene la capacidad de alimentar una inflación más persistente, en ninguna parte el crecimiento de los salarios sigue el ritmo de la inflación de los bienes. Esto acabará provocando una disminución de la demanda agregada.

La resistencia inicial de los consumidores a la subida de precios podría tener algo que ver con el hecho de que recurran al colchón de ahorros acumulado durante la pandemia. Esto sólo puede ser una solución temporal. En algún momento, la gente tendrá que apretarse el bolsillo. En algunos países, por ejemplo, en Reino Unido, una economía especialmente vulnerable a la inflación importada, se observan signos de disminución de la demanda de los consumidores.

Hay más incertidumbre por el lado de la inflación de la oferta, pero para que los efectos de base funcionen - una caída en el nivel de inflación interanual - sólo necesitamos ver que la inflación al contado (o realizada) se estabilice. Ya estamos viendo que las expectativas de inflación se estabilizan.

Las tasas de inflación de equilibrio (la diferencia entre los rendimientos nominales y reales de los bonos) son una buena medida de las expectativas de inflación del mercado. Empiezan a desplomarse, como muestra el gráfico siguiente.

 

Ampliar Noticia

banner