Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Miércoles, 10 de Agosto de 2022

banner
JPM

Cotizaciones

“¿Cómo encontrar esperanzas para el segundo semestre?”

El primer semestre del año ha terminado dejando tras de si un enorme rastro de daños económicos y personales. De hecho ya se le califica como el peor semestre desde el año 2008, donde de julio a diciembre, los mercados bursátiles bajaron incluso algo más.

“¿Cómo encontrar esperanzas para el segundo semestre?”

El tecnológico Nasdaq en EEUU se lleva la palma de las caídas con un -29,51%. Entre los ganadores con menores caídas está el índice británico Footsie 100, que tan sólo ha caído un -2,92%, seguido del Ibex con un -7,06%.  En los mercados asiáticos, Japón se deja un -8,33% y China un -9,22%. La media del resto de mercados en EEUU o Europa rondan el -20%. El petróleo ha subido un 45%, los mercados con bonos con caídas superiores al 10%, al subir los tipos de interés y la inflación a ambos lados del atlántico supera el 8%, estando todos los países en niveles no vistos desde hace décadas.

Al margen de los mercados y la economía, la guerra de Rusia en Ucrania, ha provocado la histórica decisión en la cumbre de la OTAN, celebrada de Madrid, de aceptar como miembros a Suecia y Finlandia, así como el aumento de gasto militar por parte de todos sus miembros. Algo que por otro lado, se esperaba, pero que ya tiene acuerdo por unanimidad. Ahora toca que cada país, incluido el nuestro, apruebe ese aumento del gasto en torno al 2% para los próximos años.

Con este panorama, lo primero que hay que aceptar con resignación estoica, es que este año todos vamos sufrir un daño económico, tanto como consumidores como inversores o contribuyentes. Los costes aumentan, los impuestos también y los ingresos no van a poder compensarlo este año de ninguna manera.

Si las estrategias de inversión, la paciencia y el buen hacer se instalan en la gestión de los patrimonios, en los próximos años, con rentabilidades superiores a la inflación futura, podremos compensar los daños de este ejercicio, pero en este no va a ser posible. También es cierto, que si hemos hecho correctamente las cosas, desde 2008, tendremos colchón financiero para encarar la situación actual.

Pensando en el segundo semestre, podríamos tener la esperanza de que la inflación americana se modere a partir de septiembre, como estiman muchos expertos y con ello empezar a descontar un horizonte más despejado a medio plazo. En Europa en general y en España en concreto, difícilmente tendremos nada bueno en la recta final del año. Tendremos que esperar al año próximo para atisbar alguna mejora, salvo que nos sorprenda un final de la guerra Rusia- Ucrania, que nadie apuesta por ello en este instante.

En los mercados de capitales, las buenas y esperanzadoras noticias podrían venir, además de EEUU, de China, que ante el congreso del partido comunista que van a celebrar en la recta final del año, deberán tomar medidas que ayuden a su economía, tal y como ya han empezado a hacer.

Si todo esto fuese sucediendo y en los mercados de bonos, las subidas de la rentabilidad han llegado a su cima, las carteras diversificadas, empezarán a estabilizarse e incluso e recuperar posiciones gradualmente.

Como bien sabemos, la evolución de la inflación tiene la batuta y el resto seguirán tocando como marque. Ahora en el mes de julio, se prestará mucha atención a los resultados empresariales y sus expectativas para los próximos trimestres. Los analistas y gestores están esperando que ambos se resientan, por el inevitable impacto de las subidas de tipos, la subida de la inflación y la caída de la renta disponibles de las personas.

La duda está en ver cuanto de ese impacto, aún no han recogido los mercados. Los gestores coinciden en pensar que ese momento de nuevas caídas, para ellos son oportunidades claras de compra, tras los recortes bruscos que se han producido en la primera parte del año.

 

María Jesús Soto
Directora El Inversor Inquieto

banner