Version: v1.2

Portal Independiente de Información Financiera

Martes, 5 de Julio de 2022

banner
JPM

Cotizaciones

¿Deben subir los salarios según el IPC?

La batalla sobre la subida de los salarios está servida

¿Deben subir los salarios según el IPC?

Uno de los problemas que tiene nuestro país y ya viene de lejos, es el de la baja productividad, de la misma forma que los salarios reales (descontando la inflación) apenas crecen. Es un aspecto que siempre genera opiniones contrapuestas, sobre todo entre las empresas y los trabajadores. Y recientemente se ha hablado de relacionar los salarios a la citada productividad…

Estos días hemos escuchado las recomendaciones de la CEOE en relación a los salarios, para que la subida de los mismos no se vincule directamente a lo que hagan los precios, es decir, a la subida del IPC. En las negociaciones de la patronal con los sindicatos, no se llegó a un acuerdo, por lo que, desde la CEOE han emitido una serie de recomendaciones.

No debemos olvidar una característica importante de nuestra economía y es la composición sectorial de la misma. España se caracteriza por tener sectores de bajo valor añadido, poco intensivos en capital y cuya productividad crece poco. Estos marcan la economía española y pesan muchísimo, por lo que compromete la evolución futura. Precisamente, los de menor peso son los que presentan crecimientos de la productividad por encima de la media y remuneran mejor a los empleados, unas características propias de los sectores intensivos en tecnología.

¿Por qué aboga la patronal? Por la moderación salarial. La situación actual viene marcada por una rebaja en las estimaciones del PIB por parte del Gobierno de España para este año, del 7% al 4,3%, mientras que las cifras de inflación llegaban al 9.8% en marzo y al 8,5% en la última cifra provisional.

¿Tiene sentido esto que plantean? Pues parece que no le falta razón. El incremento de los costes para las empresas unido a ciertas restricciones a la producción por falta de suministros, puede comprometer la viabilidad de las empresas. Por ello, la subida de los salarios no debería llevar la misma velocidad que los precios, teniendo en cuenta los niveles actuales, claro está. Es una anomalía que tenderá a corregirse en los próximos meses y no deberíamos ver estos niveles de precios de manera sostenida.

La propia CEOE había barajado una propuesta de aumento del 3,6%, pero se ha echado atrás en este punto. Hacerlo en función de las empresas y los sectores le parece más adecuado. Considera que la inflación no es la mejor referencia, ahora mismo, por su elevada volatilidad (genera distorsiones) y habría que buscar otros indicadores como la productividad y en el caso de los convenios de empresa, los resultados.

Evidentemente, no habrá una solución que satisfaga a todas partes implicadas, pero el “café para todos” con estos niveles de precios tan altos, no parece la mejor forma de que las empresas sigan funcionando. Y no olvidemos que, les guste o no, las empresas son el motor productivo del país, generadores de empleo y contribuyentes al Estado de bienestar. Seguro que se puede llegar un acuerdo que permita llegar a buen puerto y beneficie a las partes. Solo hay que tener voluntad para ello.

Francisco González
Colaborador de eii

banner