Inicio
Sábado, 20 de Septiembre de 2014
Portal Independiente de Información Financiera
  Inicio   Actualidad   Opinión   Club   Formación   Enlaces relacionados   TV   Radio   Prensa  
| Conocimiento
 
 
Apuntes Financieros Apuntes Fiscales y Legales MBA Banca e Inversiones Eventos y Conferencias
 

Materias primas: Alternativas para invertir (Segunda parte)

En mi opinión, comprar de alguna forma materias primas es la mejor manera de tomar ventaja de los precios crecientes. No necesita usted ir a Australia ni a Colorado para comprar cobre. El cobre no se ve a sí mismo “como el más listo de la clase”. El cobre, de hecho, es bastante simple y tonto: si hay mucho cobre, los precios bajan; si hay poco, suben. Incluso si compra acciones relacionadas con el cobre, deberá primero determinar la perspectiva del cobre en cuanto a su relación de oferta/demanda. ¿Por qué cargar con complicaciones y riesgos adicionales comprando acciones o invirtiendo en otros países? Y, tal vez lo mejor de todo, al contrario de lo que puede ocurrir con los precios de una acción con problemas, el del cobre nunca se reducirá a cero.


Comentarios 0 comentarios
Comentario

4 Mayo 2012 -Jim Rogers


Probablemente conoce usted a alguien que tiene algunas barras de oro una maleta repleta de monedas de  oro y plata guardada en una caja del banco. Pero ¿dónde guarda usted 50.000 dólares de cobre, maíz, azúcar o cerdos vivos? Afortunadamente, hay otras maneras de comprar materias primas, que van de lo sencillo a lo complejo, de lo muy arriesgado a lo menos arriesgado.


Muchos inversores en  materias primas prefieren manejar sus propias operaciones, del mismo modo que a muchos inversores en acciones les gusta gestionar su propia cartera. Los inversores prudentes no compran cualquier valor; analizan la compañía, analizan los entresijos del negocio, estudian la competencia. Algunos traders de materias primas prefieren hacer su propio análisis del mercado, comprobar las tendencias de la oferta y la demanda, investigar la situación política y de empleo del país de donde procede la materia prima, y así sucesivamente. Pero sea cual sea su grado de implicación necesitará usted una persona o un bróker que realice la operación para usted, y esa persona tendrá que estar registrada, generalmente, en el Commodities Futures Trading Comisión (CFTC), la agencia federal que supervisa el negocio de las materias primas en los Estados Unidos. Virtualmente todas las empresas importantes de cambio tienen departamentos que manejan el negocio de futuros, aunque los servicios y la información pueden diferir. Algunos traders prefieren apoyarse en los consejos de sus  agentes de cambio o del ejecutivo asignado a su cuenta. Hay algunos que pagan incluso a consejeros independientes.


Si se tiene a usted mismo por un trader –lo que no es mi caso- si realmente tiene el don del trading- puede abrir su propia cuenta:


-Cuenta Individual. Las operaciones se ejecutan para usted y para nadie más. Puede abrir una cuenta individual con un futures comisión merchant (FCM), que recibirá sus fondos, los gestionará, confirmará las operaciones y cuidará de que la cuenta tenga los mínimos necesarios. O puede trabajar con un introducing bróker, una firma que solicite o acepte órdenes de futuros, que son manejadas entonces por un FCM. Los introducing brokers no gestionan su dinero o sus operaciones, pero ofrecen diversos servicios de trading. Nadie puede hacer ninguna transacción sin su aprobación (Esto se conoce también como una Non.Discretionary Individual Account). Este tipo de cuenta es para inversores que confían en sí mismos y que están dispuestos a consagrar el tiempo que sea necesario a rastrear los mercados de futuros de una determinada materia prima. Para el trader que no esté tan seguro de sus fuerzas, hay otra alternativa: una cuenta gestionada.


-Cuenta gestionada. Esta es una cuenta individual que permite a alguien gestionar, comprar o vender por cuenta de usted a discreción del gestor de la cuenta, mediante un poder otorgado delante de notario. (Este arreglo se conoce también como una Discretionary Individual Account). Está claro que usted será responsable de cualquier pérdida en que incurra el gestor de su cuenta, así que procure asegurarse, en la media de lo posible, de la experiencia y credenciales del gestor. Piense que estos gestores están implicados en otras cuentas, también. Pero deben mantener sus cuentas separadas, sin compartir beneficios o pérdidas entre ellas. También debería asegurarse de que su filosofía de trading coincide con la del gestor. Es usted, lógicamente, quien debe dejar los objetivos establecidos con toda claridad. Además, deberían estar absolutamente claros los mínimos requeridos para la cuenta, así como los honorarios de transacción y gestión.


Sobre la base de que dos cabezas son mejor que una, a algunos traders les gusta tener un commodity trading adviser (CTA), una firma o individuo que hace justamente lo que su título dice, es decir, aconsejar sobre trading, incluyendo qué posiciones abrir (apostando que los precios subirán o bajarán), y cuando salir o liquidar esas posiciones. Todo ello a cambio de unos honorarios, evidentemente. El CTA se convierte en su experto privado, cobrando por estar al otro lado del teléfono para responder preguntas sobre las operaciones que usted haga por su propia cuenta. El CTA también gestionará su dinero por usted, enviándole informes periódicos sobre su estado. Los CTA deben poseer cierto grado de entrenamiento, experiencia y requerimientos financieros fijados por el gobierno federal.


-El trading de opciones de futuros. Durante el curso de los años 80, siguiendo el ejemplo de las bolsas de valores, las bolsas de materias primas implantaron las opciones de futuros para algunas materias primas. Del mismo modo que en el trading de materias primas, se pueden negociar opciones con el ánimo de especular con las subidas (“call options”) o las bajadas (“put options”) de precios. Una put o una call le da a uno del derecho –pero no la obligación- de comprar un contrato de futuros particular a un precio específico (el precio “ejercicio”). El atractivo de las opciones es que uno puede aprovechar el potencial de alza del precio sin asumir el riesgo asociado al trading de contratos de futuros. El único dinero que el trader de opciones puede perder es la suma, llamada “prima”, pagada por la opción. Personalmente, no soy un gran aficionado a comprar acciones, la mayoría de las cuales acaban como pérdidas. Si los precios no se mueven en alguna dirección, no se puede ejercer la acción. El Chicago Mercantile Exchange estudió las opciones ejercidas y expiradas en un período de tres años, de 1997 a 1999. Determinó que, en promedio, más del 75% de las operaciones guardadas hasta el día de la expiración acababan sin valor alguno. Así que, las probabilidades están a favor de los vendedores de opciones de materias primas, que se quedan con todas las primas expiradas. Desde luego hay otras formas de aprovechar las materias primas, y yo vendo opciones a menudo. Pero los riesgos de vender son comparables al trading de los futuros de contratos mismos, y los principiantes deberían ser conscientes de ello. Se han escrito libros enteros sobre el trading de opciones de futuros de materias primas, y este no es uno de ellos. Pero cualquiera que explore las posibilidades de aprovechar el mercado alcista de las materias primas debería saber algo sobre las opciones.


 


Para los que no estén más dispuestos a negociar directamente las materias primas de lo que estarían a ser traders diarios de acciones, existen los equivalentes a fondos de inversión basados en índices.


-Las asociaciones de materias primas. Una asociación, de responsabilidad limitada, en la cual los fondos de numerosos inversores se combinan con el objetivo de negociar futuros de materias primas. Conocidas también como “fondos de materias primas” o “fondos de futuros”, este fondo común de dinero es negociado como una cuenta individual. Los beneficios (o pérdidas) obtenidos están en proporción a la cantidad invertida en el fondo. Como en un fondo de inversión en acciones, una asociación estará más diversificada que una cuenta individual. Y, lo más importante, puesto que las asociaciones funcionan como sociedades de responsabilidad limitada, el riesgo se limita al dinero que uno pone en el fondo. (Si el mercado se moviera de forma abrupta contra un especulador que negociara con su propia cuenta, las pérdidas podrían ser considerables). No obstante, como cualquier inversión en cualquier mercado volátil, los precios pueden ir contra usted, y la diversificación de las asociaciones de materias primas no es una protección total a prueba de fallos. Y, como los fondos de inversión, no todas las asociaciones se crean de la misma forma. Depende mucho de quién administra la asociación, el Commodity pool operator (CPO), que estructura el fondo, contratando y supervisando los traders que hacen las transacciones diarias en el parqué de la bolsa con el dinero del fondo. Examine unos cuantos fondos y vea lo que su CPO ha conseguido en el pasado. Y no tiene por qué ser usted tímido: una asociación de materias primas, por ley, no puede ni siquiera aceptar su dinero sin discutir el historial del CPO, quiénes son los inversores principales y quién lleva a cabo las operaciones.


-Fondos de inversión. Todavía son raros en el ámbito de las materias primas. De hecho, cuando escribo esto, sólo conozco dos, y ninguno está totalmente comprometido con las materias primas. El mayor es el PIMCO Commodity Real Return Strategy Fund (PCRAX) con 5 mil millones de dólares en activos, que actúa en las materias primas a través de instrumentos derivados vinculados al Dow Jones-AIG Commodity Index, “respaldado”, según PIMCO, “por una cartera de bonos indexados con la inflación y otros valores de renta fija”. La otra cosa que más se parece a un fondo de inversiones en materias primas es el Oppenheimer Real Asset Fund (QRAAX) con un activo de 885 millones de dólares. Según la compañía “el fondo invierte primariamente en instrumentos híbridos, futuros y contratos a plazo, opciones, swaps, bonos estatales y corporativos de primera categoría, divisas y deuda del Gobierno de Estados Unidos”. El fondo Oppenheimer usa el Goldman Sachs Commodity Index. Como el mercado de las materias primas continúa al alza (mientras que otros activos languidecen), esté atento a la introducción de más fondos mutuos de materias primas.


-Inversión en índices. Diversos estudios han mostrado que la forma más barata y razonable de invertir para la mayoría de la gente es hacerlo en los fondos indexados, que se han comportado mejor históricamente que dos tercios de los fondos gestionados. Usted rellena su cheque y su dinero pasa a funcionar en piloto automático, subiendo y bajando según los precios de la cesta de materias primas que haya comprado. Una de las formas que yo uso para invertir en materias primas es hacerlo a través de fondos indexados. Como no me sentía a gusto con los índices existentes, como ya dije antes, creé el Rogers International Commodity Index y mi propio fondo indexado, el Rogers International Index Fund, que está abierto a los inversores particulares y a las instituciones. Yo creo que es el mejor. Pero no me crea. Regularmente se hacen evaluaciones independientes de todos los índices existentes en cada clase de activos, tales como las que lleva a cabo Seamans Capital. Los otros índices no ofrecen fondos para los inversores. Pero dos de ellos se negocian en Nueva York y Chicago en forma de futuros financieros del mismo modo que los de acciones vinculados al índice S&P 500, el Nasdaq 100, el Rusell 1000 y muchos otros índices. Juntamente con el Reuters-CRB Futures Price Index, la Cámara de Comercio de Nueva York comecializa un contrato de futuros basado en aquel índice, mientras que la Chicago Mercantile Exchange (CME) ofrece un contrato de futuros ligado al Goldman Sachs Commodity Index.


¿Cómo encuentra uno un bróker si decide negociar con materias priamas?Un primer paso suelen ser las referencias de amigos, parientes o socios con experiencia en el trading de materias primas. Pero piense que esta relación será importante, como sabe cualquiera que tenga experiencia con brokers de acciones o asesores financieros. El bróker de materias primas adecuado para su amigo podría no serlo para usted. Usted debe sentirse cómodo con cualquier persona que vaya a ayudarle a ganar (o perder) dinero. La confianza es esencial. Por tanto, es importante tener una entrevista con cualquier posible futuro bróker y es aconsejable hablar con más de uno.


Si ya sigue usted los mercados de acciones, bonos u otros mercados y trabaja con una de las grandes firmas de intermediación, pregunte a su asesor financiero si la empresa negocia con materias primas. No todas lo hacen. Pero vale la pena preguntar, particularmente si está contento con los servicios de la firma en otras áreas. Pero piense que durante el mercado bajista de materias primas de los años 80 y 90, sólo una parte de los beneficios de las grandes firmas procedieron de las materias primas y que la mayoría han descuidado esa faceta de sus actividades. No obstante, es probable que un asesor financiero de confianza le oriente en la buena dirección.


La forma en que decida invertir en las materias primas –tanto si se decide por un fondo indexado como por un fondo diversificado, o si prefiere lanzarse al trading de futuros, solo o en una cuenta gestionada –debe usted familiarizarse con el mercado de materias primas.


Jim Rogers

Comentarios sobre la noticia ( 0 )

La noticia seleccionada aún no tiene comentarios.



Atrás
 
© 2010 elinversorinquieto.es Alojamiento web y registro de dominio ArgoRED DataCenter