Version: v1.1

Portal Independiente de Información Financiera

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

banner

Cómo ven las gestoras los resultados de las elecciones españolas: primeras reacciones

Los ciudadanos españoles estaban llamados ayer a las urnas por tercera vez en los últimos cuatro años y si algo dejó claro el resultado es que con cada nuevas elecciones la fragmentación del Parlamento va a más. Hay mil y un análisis de lo que ayer sucedió tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales y oficinas quizá donde haya mayor consenso sea en señalar a la extrema derecha representada por Vox como el gran beneficiado de unos comicios que se saldaron con una participación del 69,8%, seis puntos por debajo de los comicios celebrados en el mes de abril.

Cómo ven las gestoras los resultados de las elecciones españolas: primeras reacciones

El partido dirigido por Santiago Abascal se convirtió en la tercera fuerza con más representación en un Parlamento que vuelve a contar con una mayoría socialista gracias a los 120 escaños que obtuvo e PSOE de Pedro Sánchez, el ganador de las elecciones  pero cuya vitoria resulta cuanto menos amarga ya que el resultado de las urnas le vuelve a obligar a acuerdos con el esto de partidos para conseguir ser investido presidente. Y es precisamente esa dificultad para la gobernabilidad del país (otra vez) lo que más están subrayando las gestoras en sus primeros comentarios sobre las elecciones españolas.

“Las elecciones españolas dejan un punto de partida aún más complicado para formar un nuevo gobierno, ya que los socialistas ganaron la mayoría de los escaños, pero son escasos”, apunta Dario Messi, analista de renta fija del banco privado Julius Baer, quien incide en extender esa situación de fragmentación al resto de Europa. “Los gobiernos inestables siguen siendo uno de los principales obstáculos a superar en Europa para llevar a cabo las reformas necesarias y sustanciales. Las elecciones de este fin de semana en España son una representación simbólica de las tendencias y obstáculos actuales que enfrenta el viejo continente”, afirma.

Esa interpretación de la situación española con la del resto de Europa también es la que realiza Gilles Moëc, economista jefe de Axa Investment Managers “la situación de España nos lleva a lo que es una de las características generales de la política europea en estos momentos: la casi parálisis. La nueva coalición de Italia es frágil; la coalición en Alemania afronta sus propios desafíos, mientras el liderazgo de Merkel se desvanece. Y París continúa generando ideas para un nuevo salto europeo, pero independientemente de cómo se reciban las propuestas francesas, la realidad es que es muy difícil avanzar cuando los Gobiernos nacionales de muchos países están afrontando sus propios dilemas existenciales”.

Por su parte, Paul Brain recuerda desde BNY Mellon IM que “cuantos más partidos hay, mayor será la probabilidad de que ninguno pueda obtener una mayoría parlamentaria. Los mercados pueden ignorar esta fase, ya que la política económica no ha variado, sobre todo en Europa, donde la política monetaria se decide fuera del país”.

El mercado mira más a Europa que a España

De hecho, una prueba de que el mercado está más pendiente de la política que llega desde Europa que de la que se ve a nivel más local está en cómo el mercado ha recibido la noticia. Si bien el Ibex cede un 0,40%, esos números rojos no son exclusivos de España ya que otros índices europeos como el Dax, el Cac o el Eurostoxx cotizan también en negativo y con poca diferencia con respecto al comportamiento del índice español.

Y lo mismo sucede con el mercado de bonos, donde hay ventas de bonos españoles (su rentabilidad sube al 0,4%) pero también del resto de deuda periférica. Un impacto tibio si se compara con la reacción que se ha visto en otras ocasiones en el bono español ante determinados eventos políticos ya que como recuerdan desde Monex Europe,  “la brecha de rendimientos de los bonos soberanos españoles a 10 años en relación con los alemanes, típicamente un signo de pánico entre los inversores, se encuentra en su punto más estrecho del último año”.

Otra cosa es que esta tibieza del mercado a la hora de valorar los resultados de las elecciones en España se mantenga a más largo plazo. Para saberlo habrá que esperar a ver si con estos resultados se consigue formar o no Gobierno. Desde Barclays contemplan dos escenarios como los más probables. El primero, al que dan la mayor probabilidad, pasa por una alianza de PSOE + UP + Mas País + partidos regionalistas y nacionalistas, aunque destaca que “si bien las matemáticas pueden ser favorables, para que este escenario se materialice, Sánchez e Iglesias necesitarán llegar a un terreno común, algo que ha resultado difícil de alcanzar en el pasado. El segundo escenario que desde el banco ven más probable es el que pasa porque el PSOE forme un Gobierno en minoría con la abstención de los partidos no nacionalistas aunque recuerda que “el debilitamiento de Cs, que perdió 47 escaños en comparación con abril, y el aumento en el soporte de Vox, ha disminuido la probabilidad de este escenario”.

Sin embargo, desde Barclays también apuntan como posibilidad que se produzca una repetición electoral. Y a este respecto Philippe Waecther, economista jefe de Ostrum AM, una gestora de Natixis IM, indica que "si finalmente se materializa la imposibilidad de formar un Gobierno, eso será negativo para los mercados. Existe un riesgo para el crecimiento y un riesgo de coherencia a largo plazo de la política económica. Podemos dar gracias al BCE por haber adoptado un nuevo QE para limitar el impacto de la incertidumbre política en los mercados”.

banner